El 2020 se avecina y empezamos a hacer balances.
Al cambiar de año renovamos objetivos e intenciones. La idea es hacer de esas intenciones algo concreto: Escribirlas y así proyectarlas. Porque escribiendo nos comprometemos más con lo que pedimos, prometemos y queremos. Porque #todoloquedeseassucede.


Por eso, desde ahora y hasta fin de año, mandá todo al #2020.
Enviá todo lo que quieras hacer trascender.


Con tu compra, recibirás una tarjeta de intención para tener a la vista tus metas y deseos: en la heladera, en el escritorio o adentro del libro que estés leyendo.

O simplemente dejá tu mail y te llegará en formato digital para compartir:

 

Todo lo que deseás sucede